Clasificación y normas

Normas de seguridad contra incendios

Los edificios deben cumplir con las normas de seguridad contra incendios establecidas en la normativa europea, la legislación nacional y los códigos del servicio local de emergencia y de bomberos.

El propósito de estas normas es garantizar la seguridad de las personas en cualquier tipo de edificio y permitir que los ocupantes del edificio sean evacuados de manera segura.

Resistencia y reacción al fuego

Las regulaciones europeas distinguen entre la resistencia al fuego de un material y su reacción al fuego.

La reacción al fuego de un material denota las características de un material de construcción que contribuyen a alimentar el fuego (inflamabilidad, combustibilidad). La norma europea EN 13501-1 establece siete clases que van de A1 a F.

La resistencia al fuego de un elemento de construcción acristalado indica el grado en que el elemento de construcción puede limitar la propagación de un incendio. Las clases de resistencia al fuego se refieren al período durante el cual dicho elemento de construcción mantiene las siguientes funciones en un incendio: estabilidad, estanqueidad a la llama y aislamiento térmico.

Clasificación europea de la resistencia al fuego.

El vidrio es solo una parte de la unidad que debe resistir al fuego. Los instaladores son responsables de garantizar que el elemento en su conjunto cumpla con las normas vigentes.

Para clasificar los elementos, los laboratorios acreditados realizan pruebas de resistencia al fuego.

La resistencia se cuantifica mediante clases definidas por la norma europea EN 13501-2:

e-integrate
E:
estanqueidad – la capacidad del elemento de evitar el paso de llamas y los gases calientes durante un determinado período. Sin embargo, puede producirse una transferencia de calor. Ejemplo: E30

integrity-control
EW:
estanqueidad y mitigación de la radiación térmica – la capacidad del elemento de evitar el paso de llamas y los gases calientes y limitar el nivel de transferencia de calor a través suyo. Los niveles de radiación, medidos a la distancia de un metro de la superficie no expuesta, deben permanecer por debajo de 15 kW/m2.

integrity-isolation
EI:
estanqueidad y aislamiento térmico –la capacidad del elemento de actuar como una barrera contra las llamas y los gases calientes y bloquear la transferencia de calor a través suyo. En el lado no expuesto de la superficie, la temperatura no debe aumentar más de 140°C por encima de la temperatura inicial.

La resistencia al fuego de cada elemento acristalado se define por el período (en minutos) durante el cual el elemento cumple uno o más criterios (E, EW, EI) al mismo tiempo.

Control de los humos y del calor : DH

La norma europea EN 12101-1 establece la clasificación para el control de los humos y del calor. Utilizando esta clasificación como base, DH indica la capacidad de una barrera para retener los humos en un determinado volumen de habitación.

El nivel requerido de protección contra el fuego dependerá de una evaluación de varios criterios de riesgo, tales como:

 

  • el tipo de edificio;
  • su uso y propósito;
  • su altura y área de superficie;
  • su ubicación y acceso de emergencia.